Duración: 12:00
¿para que a la moza pechuda descansar sobre la tumbona cuando su admirador es listo a proponerle un descanso más apasionado claro consentirá su proposición picante y se pondrá a poner peludo bajo el falo y la lengua del hombre directamente en la calle sin embargo el caballero inesperadamente cambiará la esquina del acceso e irrumpirá en gilipollas las señoras para hacer aquella gemir es aún más fuerte es aquí la vuelta de los acontecimientos