Duración: 7:00
Rudamente habiendo vinculado a la esclava de piel negra el mujik blanco pone en marcha los dedos en su vagina y lo extiende rudamente mismo él hace y con la boca de la negra haciendo extender aquel por la penetración dentrotodo esto es necesario al señor para poco tiempo después a comenzar resonar a la compañera de piel negra y hacer aquella gritar de las fuertes sensaciones recibidas de las acciones semejantes desagradables pero los gemidos no ayudarán aquí