Duración: 8:00
A la masajista gusta mucho no sólo la ropa interior de la cliente sino también ella por eso la muchacha del personal de servicio se ha puesto de todas maneras a contentar a la moza que ha llegado a ella esto era tanto agradable que la señorita ha respondido con el consentimiento completo de su caricia y se hacía la amante no mala a esta perversa en resumen en vez de la sesión del masaje ha resultado el sexo de pleno valor los dos a las señoras